Cuando estamos a punto de abrir una farmacia todo son nervios y pocas horas de sueño; pero también es el momento de empezar a tomar decisiones que te afectarán durante años. No dejes de tomarlas por sentir que todo se te viene encima. Marcar el rumbo correcto desde el principio es la mejor manera de asegurar que se cumplirán tus sueños. A continuación tienes un lista de cuatro errores que pueden hacer que empieces con muy mal pie:

Comprar sin haber planificado una estrategia de compras

Comprar sin ningún criterio te llevará irremediablemente a perder muchísimo dinero. Venderás poco, tendrás faltas a pesar de tener un almacén bien cargado y dispondrás de poco dinero en efectivo. Sin embargo, comprar bien facilitará tus esfuerzos de marketing, evitará la rotura de ventas y te ajustará el inventario de tal forma que dispondrás de más dinero en efectivo.

Planificar las compras consiste en elegir qué, marcas trabajar, cuánta cantidad comprar y cómo financiar esas compras. Lamentablemente no hay una fórmula mágica que sirva para todas y cada una de las farmacias. A algunas les irá bien trabajando solo con una marca líder y otras necesitarán un surtido más amplio.

Nuestra recomendación: Trabaja siempre al menos una marca líder en cada categoría o tu farmacia perderá muchos puntos a ojos de los clientes.

No mostrar los precios a los clientes

Las personas están acostumbradas a tener siempre los precios a la vista. Tus clientes podrán mirar los productos, pero si no ven los precios fácilmente no pensarán en comprar el producto a no ser que hayan venido explícitamente a por él. Nuestra recomendación: Compra unos portaprecios y mantén los precios siempre bien visibles.

Olvidar hacer ofertas

A las personas les encantan. Es como encontrarse un billete de 20 euros olvidado en un pantalón. Dale vida y a alegría a tu farmacia con ofertas continuas. No tienes que tirar la casa por la ventana, con descuentos pequeños es suficiente y de vez en cuando lanza una muy buena oferta. Piensa en ellas como un instrumento para satisfacer a tus clientes, no para quitarte mercancía de encima que compraste por error.

Nuestra recomendación: Siéntate un día y planifica cuáles lanzarás durante el año para no agobiarte continuamente pensando qué será lo siguiente que pondrás en oferta.

No contar con indicadores económicos que nos digan el estado de la farmacia

Todo lo anterior no sirve de nada si no estás controlando tu situación financiera. Es posible vender muchísimo y perder dinero. Y a su vez, es posible ganar dinero pero no lo suficiente para recuperar tu inversión inicial. O también pudiera pasar que estés ganando dinero pero perdiendo clientes.

Te recomendamos que como mínimo controles la evolución de los siguientes indicadores:

  • Número de clientes mensuales
  • Evolución de ventas y compras
  • Rotación por categorías
  • Evolución del cashflow
En Pharum Farma contamos con un experimentado equipo que podrá ayudarte de forma personalizada en todos los aspectos de la gestión de tu farmacia. Echa un vistazo a nuestros servicios y ponte en contacto con nosotros para descubrir cómo podemos ayudarte a que mejores los resultados de tu farmacia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies